miércoles, 30 de septiembre de 2015

La revolución tecnológica y los desafíos de la democracia


Te has preguntado ¿cuál es el impacto que tiene la revolución informática sobre la democracia? Sin duda, el cambio tecnológico exponencial que hemos experimentado fomenta nuevas formas de participación ciudadana que exigen repensar el modelo democrático actual. El día de hoy Laurence Whitehead, investigador en el Colegio Nuffield de la Universidad de Oxford reflexionó entorno a los efectos transformadores de la tecnología en el Seminario Cambio Tecnológico Exponencial, efectuado en la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.


Whitehead comenzó explicando minuciosamente las particularidades de la nueva era de la información. Dijo que estamos en el surgimiento de una info-esfera internacional, la cual tiene cinco características: es global, instantánea, insaciable, horizontal e interactiva. Cada una de las cuales pone en jaque de diferentes formas al sistema democrático.

Cuando se dice que la info-esfera es global, se hace referencia al surgimiento de una opinión pública que trasciende fronteras y discute los asuntos críticos a un nivel supranacional. Aunque en la actualidad casi todos los asuntos de la política democrática aún son nacionales, esta tendencia está cambiando rápidamente, desafiando al Estado nacional como espacio político de representación y de participación definido.

Lo anterior significa que aún el Estado dirige la democracia, definiendo distritos de participación y atrayendo la lealtad de sus ciudadanos al brindar identidad política. Mucho se habla de la obsolescencia del Estado, pero no toman en cuenta que éste siempre se ha adapta a los cambios tecnológicos, enfatizó Whitehead.

El carácter instantáneo, insaciable e interactivo de la info-esfera, hace referencia a la velocidad del intercambio de opiniones y la inclusión de participantes en el debate de los asuntos públicos. Laurence Whitehead explicó cómo estamos alcanzando una interacción dinámica e instantánea a la cual deben responder los gobiernos y, por ende, los partidos políticos que aspiran a la administración de una sociedad que tiende a superar los controles institucionales.

Por otro lado, la transparencia será uno de los ámbitos de la democracia más beneficiados con la generación de información a alta velocidad y el acceso irrestricto a la misma. Tal parece que los únicos requisitos para obtener toda la información que queremos es tener paciencia y destreza técnica.


El Dr. Laurence finalizó puntualizando que inevitablemente, el futuro de la democracia depende de su habilidad para coevolucionar con el cambio tecnológico exponencial, así como disminuir la brecha tecnológica que actualmente desempoderaa los ciudadanos que no han desarrollado habilidades para usar las tecnologías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario