lunes, 5 de octubre de 2015

Entre el idilio y la realidad el Bronco toma protesta como gobernador

Los candidatos independientes debutaron con triunfos y resultados bastante cerrados en las últimas elecciones intermedias de México. A unas horas de que el Bronco tome posesión de su cargo como gobernador de Nuevo León, entrevistamos al Dr. José Antonio Hernández Company, profesor de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey para conocer su opinión entorno a los retos que enfrenta el nuevo gobernador de Nuevo León, conoce sus respuestas:

“El triunfo del Bronco, y de los otros candidatos independientes, responde sin duda a la crítica, es decir, a la inconformidad ciudadana contra la forma de administrar y hacer gobierno por parte de los partidos políticos. Lo anterior, le brinda a Jaime Rodríguez un alto grado de legitimidad.

En términos de ‘accountability’, el gobierno de Nuevo León se verá beneficiado, contribuyendo incluso al fortalecimiento de la democracia nacional ya que habrá más rendición de cuentas, más vigilancia ciudadana y supervisión gubernamental. Sin embargo, también enfrentará una serie de retos que serán difíciles de superar e irónicamente, pondrán en riesgo los triunfos de la democracia que enuncie hace unos minutos.

El Bronco tendrá un ‘gobierno dividido’, es decir, no contará con el apoyo del congreso, y hay que recordar que muchos de sus proyectos requieren la aprobación de éste. Le costará trabajo pasar leyes, o que se autoricen presupuestos. Un ejemplo de ello, fue la aprobación del cargo de Coordinador de Gabinete, puesto que tendrá Elizondo, y que el congreso denegó en primera instancia.


Pero no hay que perder de vista que él fue mucho tiempo priísta, y habrá que ver qué tan bien se lleva con ellos y los miembros de otros partidos. También, Fernando Elizondo tiene redes con el pan, de tal forma que tal vez esto ayude a la consolidación de alianzas

Por otra parte, preocupa que el Bronco esté actuando muy soberbio, pues sostiene que su elección representa el despertar de nuestro país, dijo que estamos viviendo una primavera mexicana gracias a él. Pero olvida que muchas cosas no dependen de él, se va a enfrentar a la estructura, y hay cosas difíciles de cambiar. Habrá muchas tensiones: recortes, personal de planta, etc.

En resumen, podemos decir que se enfrenta a dos fuentes de tensión, por un lado, para garantizar la efectividad de su gobierno generaría alianzas, éstas a su vez podrías alejarlo de los ciudadanos; y por otra parte, el apego a las aspiraciones ciudadanas, lo llevaría indiscutiblemente a generar tensiones que podrían paralizar su gobierno. Son tiempos interesantes que debemos analizar.”



No hay comentarios:

Publicar un comentario