lunes, 4 de enero de 2016

Crecen las tensiones en Medio Oriente


Arabia Saudita ejecutó el sábado 26 de diciembre a 47 personas por "terrorismo", entre ellas se encontraba el líder religioso chiita opositor Nimr Baqer al Nimr, lo que provocó indignación de esa comunidad religiosa en países vecinos e incluso amenazas de Irán.

Las protestas más enérgicas vinieron de Teherán, potencia chiita que advirtió a la sunita Arabia Saudita que pagaría "un alto precio" por la ejecución de Nimr.

El día de hoy, el reino de Baréin, fiel aliado del régimen saudí, y Sudán rompieron relaciones diplomáticas con Irán, agravando la crisis generada por la ejecución de un dignatario chiita en Arabia Saudita.

La ONU en conjunto con algunas grandes potencias, ha hecho un llamado a frenar la peligrosa escalada de tensiones entre Arabia Saudita e Irán. Dicha invitación desgraciadamente, no ha tenido efecto.

Rusia se ofreció hoy como intermediaria para resolver la disputa entre Arabia Saudita e Irán.

Si quieres saber más da click aquí:

No hay comentarios:

Publicar un comentario